La semana pasada fue una semana muy especial para nosotros. El lunes 14, a las 10:30 de la mañana, Codenotch abrió las puertas de la Home of Coders a la primera promoción de alumnos del Bootcamp de Programación Web y Móvil. Cada uno posee un background diferente: algunos tienen conocimientos previos y otros no han tocado la programación en toda su vida, algunos han dejado un trabajo que no los satisfacía y otros acaban de terminar la universidad, algunos provienen de campos relacionados con la informática y otros de sectores que no tienen nada que ver con la programación. Pero todos ellos tienen el mismo objetivo: sumergirse en una experiencia educativa intensiva que los convertirá en Full Stack Junior en sólo 12 semanas y les ayudará a dar un giro de 180 grados a su vida.  

Llegaron a la casa con los nervios inherentes a las experiencias vitales, pero también con una sonrisa y sobre todo con muchas ganas de aprender. Desde el primer día hicieron uso de todas las estancias de la Home of Coders, que se amoldan a las exigencias y a los diferentes estados de ánimo que el Bootcamp puede requerir en cada alumno.

 

Codenotch - Alumnos trabajando 2

¿Cómo es un el día a día en Codenotch?

Por las tardes, desde las 15:30 hasta las 19:30, se imparten las clases teórico-prácticas del módulo correspondiente. Y a la mañana siguiente, acompañados siempre por Rafa Ortega, el Sherpa del Bootcamp, los alumnos ponen en práctica los conocimientos aprendidos la tarde anterior mediante las katas (ejercicios que van aumentando gradualmente la dificultad). El Sherpa sigue personalmente el avance de cada uno de los alumnos, y siempre está disponible para ayudar cuando alguien se topa con un problema insalvable, pero intenta que sean los propios alumnos los que encuentren la solución por sí mismos. Rafa explica que, en el mundo real, un programador tiene que poseer la capacidad de comprender el problema que le están presentando y, con sus propios medios, encontrar la respuesta adecuada.

En opinión de Bárbara Marquina, caraqueña de origen y madrileña de adopción, el contar con un grupo reducido de alumnos consigue que la experiencia sea más personalizada y que todas las dudas puedan resolverse. Y no sólo gracias a la atención de los profesores y del Sherpa, sino también a la interacción entre los diferentes alumnos, que se ayudan mutuamente con los conceptos que van dominando.

Codenotch - Javier Guijarro

¿Qué han aprendido en la primera semana?

Los dos primeros días se impartió el Módulo de Preparación, en el que se vieron los conceptos básicos de HTML, CSS y JavaScript. A partir del miércoles comenzó el Módulo 1 del Bootcamp, de Programación Básica, gracias a nuestro profesor Javier Guijarro. Javier, además de impartir clases en Codenotch, es programador analista en Telefónica. Lo primero que vieron los alumnos fue cómo instalar y utilizar Git y Github, dos herramientas fundamentales en el trabajo de equipo. Después continuaron con el aprendizaje de HTML y CSS.

Durante la primera semana, los alumnos tuvieron que desarrollar varias Katas: desde la programación de una calculadora que calcula la masa corporal, hasta una web básica con los conceptos aprendidos en Git. Nuria Martínez, una de las alumnas del Bootcamp, nos explica que el sistema de las Katas se adapta perfectamente al nivel que posee cada alumno, en un momento dado, de cada una de las herramientas. Cuanto más avanzado sea tu nivel en un concepto, más Katas, y más complicadas, podrás realizar.

Y así terminaron la primera semana, con la ilusión intacta y con muchas ganas de enfrentarse a los siguientes retos que continuarán apareciendo. ¿Quién les iba a decir que, en menos de una semana, lograrían programar varias webs funcionales?

La semana que viene empezaremos jQuery y Bootstrap y consolidaremos los fundamentos con JavaScript. ¿Serán capaces de enfrentarse a los retos que les deparará?

Seguiremos contándolo…