En el anterior post ya adelantábamos que esta quinta semana iba a ser una semana de cambios para nuestros alumnos. Después de cuatro semanas centrándose en el front end, a partir de esta semana han comenzado el segundo módulo del Bootcamp, dedicado a las aplicaciones del back end. Por otro lado, también han empezado con un nuevo profesor, Luís Rovirosa, que se encargará de enseñar a nuestros alumnos los entresijos del back end, Node/Express, buenas práctica y testing.

Nuestros alumnos reconocen que ha sido un cambio complicado. Ahora que empezaban a encontrarse cómodos con la programación del front end, tienen que cambiar el chip y ocuparse de la parte de los servidores: una tarea menos agradecida visualmente pero igual de importante. Bárbara Marquina nos explica cómo han sido las primeras clases con Luís Rovirosa, en las que han aprendido el funcionamiento de Node y Express: “La metodología de Luís es comenzar con un poco de teoría y después centrarse en la práctica. Deja que nos demos cabezazos nosotros solos y después visita a cada alumno para ver en qué está fallando y decirle lo que está haciendo bien y lo que está haciendo mal”.

Como ejercicios prácticos, los alumnos han tenido que realizar estas katas que el profesor colgó en GitHub. Por ejemplo, nos cuenta Celia Rozalén, uno de los ejercicios consistía en utilizar una API para contactar una web de divisas y hacer cambios monetarios. Como se trataba de un mundo completamente nuevo para ellos, los alumnos han decidido dejar atrás, por una semana, la programación individual y el pair programming y sentarse todos juntos por las mañanas para intercambiar ideas y asegurarse de que todos asimilaban los nuevos conocimientos.

La semana pasada comenzamos a detallar las actividades rutinarias de varios de nuestros alumnos durante las mañanas. Esta semana nos gustaría seguir con otros tres alumnos. Empecemos por Bárbara. Es conocida entre sus compañeros por llegar muy pronto a la Home of Coders, bastante antes de que las clases comiencen. Nos cuenta que le gusta llegar temprano para poder desayunar con tranquilidad mientras lee apuntes del día anterior para tener las cosas frescas. Después del repaso con el Sherpa, le gusta sentarse en uno de los sillones del salón para hacer los ejercicios de programación individual antes del pair programming.

Celia nos cuenta que lo primero que hace nada más llegar a la Home of Coders es hacerse un café y tomarse una pieza de fruta en la cocina. Mientras el Sherpa hace el repaso del día anterior y el ejercicio de lógica grupal, se bebe el café para despertar las neuronas. Nos confiesa que no tiene una rutina establecida, ha ido variando de localizaciones: desde un sofá del salón, pasando por el banco de césped hasta el aula. Le gusta ponerse los cascos y escuchar música mientras realiza las katas, ya que de esa forma puede aislarse y concentrarse mejor. Durante el pair programming, le gusta utilizar una pantalla ella y una su compañero. De esta forma, pueden escribir el código por separado e ir comparándolo, lo que hace que sea muy enriquecedor. “La mayoría de las veces escribimos casi el mismo código”, nos confiesa.

Por último, Jacobo Ochando nos detalla su rutina matinal: le gusta sentarse en el aula y utilizar una segunda pantalla para realizar las katas con mayor facilidad. Le gusta investigar por su cuenta, leer artículos sobre los temas que están tratando, profundizar con algún tutorial. Si tiene alguna duda lo comenta con algún compañero o directamente con el Sherpa, quien siempre le ayuda a pensar una solución por sí mismo.

La semana que viene repasarán Node y Express con un nuevo profesor, Federico Badiola, y comenzarán con MongoDB. Además, como Fede trabaja en un puesto en donde está en contacto con la algoritmia y los sistemas de alto rendimiento, ayudará a los alumnos a conseguir un entendimiento del código y de la programación mucho más profunda.